IMPLANTE DE PLACENTA
Y
CÉLULAS MADRE

PLACENTA

Placenta significa en latín torta o pastel, y recibió este nombre por el aspecto externo de las bolsa de las aguas al caer al suelo tras su expulsión. Corion es término derivado del griego córion, que significa piel, cuero, y que también se aplicó a todo el conjunto de la bolsa formada por las membranas fetales, aunque hoy, en el lenguaje anatómico científico el término corion sólo se aplica a la membrana fetal externa. Amnion es un término griego, amnion (amnion), diminutivo de amnóv (amnós), que significó cordero y que por extensión, el término amnion también se aplicó en la Grecia clásica a la vasija que servía para recoger la sangre en los sacrificios religiosos, y a la bolsa de las membranas fetales, pero que hoy sólo se aplica a la membrana fetal interna. En español se dijo amnion, pero actualmente es más frecuente expresarlo como amnios, y bien merece la pena dedicar unas líneas al tema de su terminación en "n" o en "s".

Hasta hace menos de un siglo, la causa más frecuente de muerte por lesiones cutáneas extensas debidas a quemaduras, causticaciones químicas y escaldados fue la hipotensión producida por la pérdida de plasma a través de la superficie dañada. Una destrucción dérmica del 25% del cuerpo de una persona de 70 kilos de peso produce la pérdida de unos 5 litros de plasma al día. Se ensayaron diversos métodos para evitar esta pérdida: untado de las áreas dañadas con manteca o con aceite, cobertura con goma latex o con parafina, etc. todo ello con mal resultado. En 1910 Davis sugirió usar amnion placentario para cubrir estas lesiones cutáneas, y 3 años más tarde Stern usó la membrana amniótica para cubrir la superficies cutánea en quemaduras corporales, y Sabella, quien trabajaba con Stern, empleó el amnion y la superficie del cordón umbilical en 5 casos de ulceraciones cutáneas extensas, obteniendo buenos resultados.

INPLANTE DE PLACENTA O PLACENTOTERAPIA

Implante de placenta

El Implante Placentario le devuelve energía a nuestro organismo y mejora nuestro aspecto físico.

Es una comprobada técnica médica indicada particularmente para reforzar la memoria, devolverle juventud al tejido cutáneo, defendernos de las infecciones, equilibrar el sistema hormonal.

Historia de la Placentoterapia o Implante de placenta

El primer mandamiento del médico, desde el juramento de Hipócrates, es el de no hacerle daño a su paciente (primum non nocere). Es indispensable que las técnicas utilizadas no comporten riesgos y no presenten efectos secundarios desagradables, y la terapia con placenta humana, asegura el respeto a estos requisitos.

La Historia:

Comienza a mitad de los años treinta, cuando el oftalmólogo ruso Filatov tuvo la idea de aprovechar las propiedades de la placenta que, ya anteriormente, había podido constatar en situaciones ocasionales. Había notado que numerosas mujeres que presentaban enfermedades crónicas se sentían mejor durante los últimos meses de embarazo y que ese estado de bienestar se mantenía por varios meses después del parto, y hasta se repetía en posteriores embarazos. Eso podía significar que la placenta, además de mantener el embarazo hasta su final, poseía una enorme capacidad terapéutica sobre el organismo entero. Trabajando con los implantes de córnea, Filatov había ya hecho otro descubrimiento: manteniendo en el congelador las córneas en lugar de trasplantarlos inmediatamente, el porcentaje de éxito aumentaba de manera espectacular. Dedujo entonces que el sufrimiento tisular causado por las bajas temperaturas producía sobre las células un estímulo biológico que se manifestaba posteriormente favoreciendo el éxito del trasplante.

Filatov concibió entonces la idea de aplicar el principio del sufrimiento tisular a la placenta para aprovechar al máximo sus ya reconocidas propiedades. Desde entonces millones de pacientes han recibido preparados de placenta, tanto bajo forma de estracto inyectable como de implante subcuténeo, sin que nadie jamás haya manifestado efectos de sensibilación inmunológica.

De todos los preparados utilizados para revitalizar, solamente la placenta humana es totalmente libre de reacciones alérgicas.De hecho, la placenta, tejido humano natural y universal, permite curar de la misma manera tanto hombres como mujeres, sin riesgos de feminilización para los primeros y masculinización para las segundas. En ausencia de efectos hormonales, no presenta contraindicaciones de edad, sexo o patología y puede asociarse a otras terapias.

Los efectos de la placenta sobre la fisiopatología humana:

La placentoterapia no activa la célula, más bien le devuelve el equilibrio metabólico; no comporta ningún riesgo, al punto de poder ser utilizada hasta en pacientes cancerosos como coadyuvante de otras terapias específicas. Los efectos de la placentoterapia sobre los capilares son fácilmente visibles, directamente sobre el fondo del ojo, el cual, ocho meses después del tratamiento Filatov, muestra una mejoría decisiva del estado vascular de la retina con la capilaroscopia de efecto Doppler e indirectamente con la disminución del VES (principal índice inflamatorio). En el impacto sobre el sistema endocrino, la placenta ofrece la ventaja de tener el mismo origen embriológico, el trofoblasto de la hipófisis, produciendo un estímulo a nivel hipofisiario; y sobre la glándula reguladora de todas las funciones neuroendocrinas entre el sistema nervioso central y las glándulas endocrinas periféricas.

Por lo tanto, la acción placentaria produce un reequilibrio más que un estímulo puro y simple.

Metodología:

Tras la segunda guerra mundial los escritos e ideas de Filatov atravesaron el telón de acero político-militar y penetraron en los hiperosmóticos países occidentales, donde su uso se extendió. Algunos autores especificaron la importancia de incluir el amnion de la placenta. El optimismo inicial se hizo muy controvertido en los años siguientes, y prácticamente la tisuoterapia feto-placentaria dejó de usarse en los países de occidente, pero persistió en la URSS y países satélites, donde con diversas variantes (amnio-corion, amnion, placenta con o sin membranas fetales) persistió como estimulante tisular o como cobertura mecánica. Curiosamente, el origen del big bang del presente uso de la membrana amniótica en oftalmología apareció hace tan sólo 10 años, y no por su uso en quemaduras cutáneas y en cirugía ginecológica, sino por una conexión directa de Rusia a HispanoAmérica y después a NorteAmérica.

Los implantes de Placenta preparada con la técnica de Filatov se han utilizado desde la época de los 40, principalmente en Francia con Revitalización del metabolismo y patrimonio celular, para retardar el envejecimiento prematuro, regeneración masculina en andropausia y femenino en menopausia, Diabetes I-II, Pie diabético, Insuficiencia Renal, Hipertensión arterial, Artritis, Esclerodermia, Lupus eritematoso, Vitíligo, Psoriasis, Envejecimiento prematuro, Calvicie, agotamiento físico, Síndrome X y más de 80 enfermedades autoinmunes con una efectividad máxima con mejoría con tendencia a la CURACIÓN.

Se realizaron estudios de investigación de estos implantes de placenta Filatov en enfermedades Autoinmunes y Especialmente en Diabetes Tipo I y Tipo II, Con excelentes resultados primero en animales de laboratorio, posteriormente en Humanos en la Unidad FES Iztacala UNAM desde 1988.

Durante estos 20 años de investigación se ha encontrado la Mejoría clínica, disminuyendo el uso de hipoglucemiantes, uso de insulina y disminución del uso de antihipertensivos, los resultados sugieren que el implante subdérmico de placenta Filatov, que actúa como una bomba reguladora de la glucosa en Diabetes y del Sistema de Regulación de la Hipertensión Arterial.

El la mayoría de los Casos con este implante Filatov, de inicio mejoran y en la mayoría de los casos se revierten los síntomas de las enfermedades tratadas, considerándose, CURACIÓN EN DIABETES, HIPERTENSIÓN,ETC.

Cuando Filatov, después de la segunda guerra mundial, publicó los resultados obtenidos con la terapia placentaria, la primera reacción en occidente fue de estupor y rechazo. En un segundo momento todos comenzaron a hacer Filatov; pero como no conocían la preparación de la placenta y el procedimiento, cada uno la preparaba según su propia receta y todas eran diferentes entre sí. La respuesta fue una variedad de resultados diferentes y contradictorios y que no correspondían con la casuística de Filatov, quien fue desacreditado y despreciado. Debido a ello, la terapia placentaria cayó en el olvido, sin que esto impidiera ulteriores experimentos aislados y, lógicamente, prohibidos por la medicina oficial.

La dosis unitaria se presenta liofilizada con la fecha de preparación impresa, el número de lote y la garantía de esterilización. La vía indicada por Filatov para el injerto placentario es el subcutáneo profundo, fácilmente realizable con una intervención quirúrgica de menos de 6mm y con anestesia local; no necesita recuperación y permite reincorporarse inmediatamente a la propia actividad normal.

Los puntos se retiran a los ocho días.

Las indicaciones:
Son muy amplias justo porque el implante placentario constituye una terapia de amplio espectro de acción. En línea general son tratables las enfermedades crónicas, las relacionadas con el envejecimiento, pero la placenta se utiliza muchísimo en la preservación de la eficiencia física, estética y síquica.

La duración de la acción del injerto placentario es relativa a cada indicación personal.

El fragmento de placenta se manifiesta como un pequeño endurecimiento correspondiente a la zona de su colocación; este endurecimiento va desapareciendo lentamente al ser transformada, utilizada y consumida por el organismo, tan rápidamente cuanto mayor es la necesidad.

Generalmente este período alcanza un año si el paciente no presenta graves patologías, de lo contrario puede desaparecer en mucho menos tiempo.

Cuando la actividad placentaria termina, el paciente regresa a su estado inicial. Es necesario agregar que no se presentan fenómenos de tolerancia, o sea, el organismo no se acostumbra a la placenta y los efectos biológicos beneficiosos vuelven a presentarse en cada implante sucesivo.

 

Diseñado en Tel: 72-6-44-76 I.S.C. Angel Ozonoterapia Veracruz Derechos Reservados

ENFERMEDADES AUTOINMUNES

CURACION DE DIABETES así como complicaciones de ellas, ademas de Lupus, Poli arteritis, Vitíligo, Distrofias, Psoriasis, Retinopatía Diabética, Insuficiencia Renal, úlceras Varicosas, Envejecimiento Prematuro, Celulitis, Cáncer de Mama, Cáncer General, Acné, Artritis, Reumatismo, Pié Diabético y Gangrena, Asma, Alergias, Cáncer, Parkinson, Alzheimer, Osteoporosis, Hipertensión Arterial Obesidad, Agotamiento, Revitalización Masculina, Revitalización Femenina, Menopausia Envejecimiento Prematuro etc.

CITAS.
DR EDUARDO EDGAR HERNANDEZ RUIZ
CONSULTORIO 1 ORIENTE 17 NUMERO 212 COLONIA CENTRO ORIZABA VER
TELEFONO ORIZABA 01272-7250290  
Y
.GEO VILLAS LOS PINOS 2 CALLE CICA MANZANA 2 # 32 VERACRUZ PUERTO
TELEFONO VERACRUZ PUERTO 044-2291914389 
CEL. O44 O 045 2721313585 NEXTEL 01272-1481798 ID 72*14*14695
Mail. eduardoedgarhr@hotmail .com